Practicar Yoga en casa

Practicar Yoga en casa

junio 15, 2015 19 Por Veronica Blume

Empiezo éste mail disculpándome por la tardanza…. montar un negocio es un reto maravilloso, un motor de vida como no había experimentado nunca antes de la creación de The Garage ( @thegarageblume )  , mi propio centro de yoga. Los días parecen tener menos horas que antes y , sin embargo, en un día resulta que caben muchas más cosas de las que creía. Está siendo toda una experiencia terapéutica!

A pesar del terremoto que estoy viviendo, que está siendo muy pero que muy positivo y motivante, hay cosas que se mantienen constantes en mi vida. Uno de los pilares principale (junto con mi hijo ) , es mi práctica diaria de yoga.

La gente me pregunta cómo lo hago, me dicen que tengo que tener una fuerza de voluntad de hierro.. y yo, la verdad, es que lo veo de otra manera… :

No se trata de fuerza de voluntad, porque no es un castigo ni algo que tenga que luchar. Es un compromiso interno, un ritual diario, un regalo que me hago a mí misma a altas horas de la madrugada (porque soy insomne, confieso) , y que dulcifica mis días.

Creo que practicar en casa es un hábito práctico , porque no hace falta salir de casa, pero también es cierto que resulta mucho más fácil comprometerse con una cuota mensual y un grupo que con uno mismo.

Cómo puede ser tan difícil ser contante con algo que no hace sentir tan bien?

 

 

FullSizeRender

 

 

1. Pensar que para practicar yoga hace falta un total look ideal , una esterilla top y un entorno absolutamente zen … es una excusa más. Es cierto que ayuda tener un lugar en el que practicar, pero te aseguro que esa no es la clave. Éstas foto las he hecho a las 5.30 de la mañana, con mi pijama de Women´s Secret… tengo mi esterilla favorita, y mi lugar favorito de la casa en el que practicar.. pero también practico en hoteles, vestida de pro total o vestida de calle… la intención nace de adentro, no de una cuestión estética.

 

FullSizeRender

 

2. Transformar cualquier hábito y aprender uno nuevo que te hace bien no es fácil, es más, puede ser todo un reto . Yoga no es ninguna excepción, mover el cuerpo nos da pereza, especialmente en casa y sin estímulos exteriores. Míralo como una receta deliciosa, un ritual personal, un regalo a tí misma. Empieza a probarlo desde tu casa como desde tu propio ser.

 

FullSizeRender

 

3. Empieza por practicar posturas que conoces. Profundiza en ellas con tranquilidad , compasión y ternura. Yoga no es un deporte competitivo. Es una práctica personal, no queremos ser violentos, si no que buscamos sensaciones placenteras. Puedes ayudarte de videos online (hay muchísimos y la verdad es que ayudan mucho), o de lo que has aprendido en clase. Creo que la práctica personal es el lugar ideal para adentrarse en las posturas y la experiencia que ellas pueden despertar en tí.

 

 

FullSizeRender

 

 

4. Utiliza tu respiración como vehículo hacia el presente. Quizás tu práctica consista simplemente en sentarte con la columna lo más erguida posible (sin causar tensión) , y respirar conscientemente. Eso también es yoga. Y el simple gesto que estás haciendo hacia tí mismo tendrá una cantidad de beneficios que empezarás a notar reflejado en tu día a día. Poco a poco tendrás ganas de explorar más… créeme.. yo también tengo días perezosos.. y no por eso siento que haya dejado de practicar.

 

FullSizeRender

 

5. No pienses que  “deberías” hacer ésto o aquello. Simplemente, hazlo. “Debería” conlleva un mensaje de “no estoy haciendo” y “no doy la talla” que no tienen nada que ver con la intención de practicar yoga. Haz un pacto contigo mismo. Decide hacerlo.

 

IMG_8856

 

6. Toma la decisión firme de practicar. Y , para mí, la mejor manera es observar cómo transforma mi estado interior, y cómo eso se refleja en mis relaciones externas. Nadie te obliga a practicar Yoga. Y quizás tu práctica no sea Yoga, si no salir a correr, o saltar a la comba…. pero en el momento que te comprometes contigo mismo, la perspectiva cambia, y ganas en fuerza y autenticidad. Es un placer que todavía no sé poner en palabras.

No lo hagas por nadie más que por tí mismo. Y verás cómo al final se refleja en tu relación con el mundo.

FullSizeRender

8. Disfruta. Conviértelo en una experiencia placentera y completa. No hagas nada que te haga daño. No pretendas llegar a donde no puedes llegar hoy. Quizás mañana te acerques un poco más, y seguro que cada día tu práctica cambia. Mantente flexible en tu cuerpo y en tu mente. No programes la experiencia que esperas recibir. Entra en tu práctica con un espacio abierto a la sorpresa.

Juega.

Repira

Disfruta.

Cada día, un pasito más…