BED YOGA

BED YOGA

julio 2, 2015 10 Por Veronica Blume

Julio en Barcelona. No me acuerdo si cada año hace tanto calor en éste mes , en ésta ciudad, o si es que con los años el calor corporal va en aumento… pero a mí me está costando funcionar con normalidad. Es tiempo de estar estirada sorbiendo agua de coco con vistas al mar.

Pero julio es un mes hiperproductivo y lleno de energía, estamos a punto de inaugurar The Garage y hay muchas cosas que hacer!

Esencial: dormir bien. A pesar del calor, la luna, y las mil cosas en la cabeza.

Aquí os enseño una pequeña serie que podéis hacer en la cama  antes de ir a dormir.  Es una forma suave de hacer un paréntesis y preparar el  cuerpo y la mente para un sueño reparador.

Instrucciones: Éste es un espacio para tí.  Apaga la televisión , aleja el teléfono,  sonríe a tu pareja y hazle entender con una mirada que éste es tu momento…

Mantén cada postura el tiempo que te sea cómodo o te apetezca. Observa cada postura y las sensaciones que despiertan en tí.  No fuerces nada, por la noche no se trata de hacer la postura perfecta, si no de aflojar.

 

1. Siéntate en una postura cómoda con las piernas cruzadas. Si te hundes mucho o las rodillas te quedan muy arriba, siéntate sobre un cojín. Cierra los ojos y simplemente observa tu respiración , inhalando y exhalando por la nariz, durante unos instantes.

Inhalando, entrelaza los dedos  estira las palmas hacia el techo. Relaja los hombros y respira, alargando la columna, estirando la cintura.

 

FullSizeRender

 

2. Apoya un codo y estira la mano, mirando hacia abajo o hacia adelante. Lleva la mirada al techo, abriendo las costillas . Intenta mantener los hombros lejos de las orejas.

Repite hacia el otro lado.

FullSizeRender

 

 

3. Junta las plantas de los pies y deja caer las rodillas relajando las ingles. Cogiéndote de los pies, usa los brazos como una palanca para abrir el pecho y alargar la columna. Lleva la barbilla ligeramente hacia adentro para abrir las cervicales. Los ojos cerrados siempre intensifican la experiencia en éstas posturas sentadas..

 

FullSizeRender

 

4. Exhalando , lleva el tronco hacia adelante doblándote desde la cintura. Puedes llevar la frente a la cama o hacer una almohada con tus manos. Cada vez que exhales, relaja la columna y las costillas. Ésta es una buena postura para relajar la mente…

FullSizeRender

 

5. Estira las piernas, Inhala alargando la coronilla hacia el techo y exhalando lleva el cuerpo hacia adelante, buscando los pies. Si no los encuentras, deja las manos allí donde te sea más cómodo. Puedes mirar tus pies o dejar caer la cabeza. Sé creativo contigo mismo.

 

FullSizeRender

 

6. Estírate. Manteniendo la pierna estirada recta, levanta la contraria y cógete la rodilla, la pantorrilla o el pié. La flexibilidad se trabaja desde la relajación. Cada exhalación puede ser tu manera de soltar, de aflojar y de ceder un poco más, entrando en la postura.

Repite con la otra pierna.

FullSizeRender

7. Lleva una rodilla al pecho y déjala caer hacia el lado contrario. Procura no levantar los hombros de la cama y mira la mano opuesta. A medida que entres en la postura, la columna se irá relajando, descansando las lumbares y todos los órganos.

 

FullSizeRender

 

8. Lleva las dos rodillas al pecho y date un buen abrazo. Exhala llevando el sacro hacia la cama, relaja los hombros y la cara. A mi me gusta darme un buen apretón en ésta postura antes de soltarme, y exhalar soltando brazos y piernas. En savasana, las manos miran hacia arriba, los pies caen hacia los lados y todo el cuerpo se relaja, recibiendo los beneficios de tu pequeña práctica. Quédate así unos instantes o métete entre sábanas antes de entrar en la postura y aprovecha para quedarte dormido.

 

FullSizeRender        FullSizeRender

 

Unos minutos para tí pueden cambiar tu día.. y tu noche!

Sólo hace falta un poquito de intención!

 

Lindos sueños reparadores a todos!