6 Comments

  1. Maria

    Hola bonita, muchas felicidades por ese estupendo y precioso centro de yoga que has montado.
    Me identifico mucho con ese tipo de pelo “infantil”. tengo unos años más que tú y poco a poco he ido aprendiendo a cuidar el cabello, y a conseguir darle un aspecto bastante decente, con más fuerza y brillo.
    Te paso mi último descubrimiento: mascarilla de aceite de coco (la dejo toda la noche) y por la mañana lo lavo con el champú de sal “big” de lush. te aseguro que hay un antes y después!!!
    como el champú es fuerte, esto lo hago una vez al mes. el resto de lavados los voy alternando con un champú más suave de klorane, otro para el volumen de r. furterer y otro de lush en pastilla (los voy variando)
    un besote

  2. Buenas Verónica!!
    Sigo tu blog desde hace unos meses… me encanta leerte!! En alguna ocasión que otra te he leído lo de pelo infantil y, en cierta medida, te entiendo pues mi pelo era lisísimo y sin volumen

    • Lo que quería recomendarte es la loción y champú Sánchez Lafuente!! Están hechos con productos 100 % naturales y los resultados son espectaculares!! En mi vida ha lucido mi pelo como ahora!! Un besote, chati!!

  3. Manuela

    Pues yo si creo que afecte a la autoestima, las mujeres (o hombres) que nos gusta llevar melena, nos gusta tener pelazo, sino yo personalmente me lo cortaría cortito. Otra cosa es que me preocupe el tema en exceso…con todos los líos que tenemos…un beso guapa

  4. ¡Impresionantes esos estudios tan poco interesados! si alguien hace depender su autoestima de su pelo es que algo anda muy mal, creo yo. Como si lo haces depender de un vestido.
    La obsesión por el aspecto físico es un negocio tan rentable que se inventan los estudios que hagan falta.
    Es increíble.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *